Día Nacional contra la Discriminación

El 19 de octubre se instituyó como Día Nacional contra la Discriminación, en memoria del hecho histórico de Don Miguel Hidalgo y Costilla, quien abolió la esclavitud en 1810, teniendo claro los cambios económicos, sociales, políticos y culturales que ocurrían en el mundo.

La discriminación en nuestro país se sigue dando y quien dice que no existe es porque en verdad no es nada observador. El Consejo Nacional para la Prevención de la Discriminación (ENADIS), realiza periódicamente encuestas en todo el país, con el objetivo de llegar a medir el grado y sector en donde hay mayor porcentaje y así poderlo reducir.

Señala que el 27% población mexicana no estaría dispuesta a permitir que en su casa vivieran personas extranjeras, y siete de cada diez personas consideran que las personas extranjeras provocan en algún sentido la división de la sociedad.

Esta actitud negativa rompe con el ideal de comunidad.

¿Nosotros como sociedad que estamos aportando o haciendo para consolidar este rompecabezas social?

La mexicana o el mexicano han sido sujeto activo o pasivo en esa respuesta emocional ante personas diferentes; recapitulemos un poco, las frecuentes luchas en las calles entre los que piensan diferente o ante la reacción intensa al llegarse encontrar con un tipo racial, cultural o religioso que detesta en lo general.

Por otra parte, en México el principio de igualdad y derecho a la no discriminación para todas las personas está en nuestra Carta Magna en el artículo primero, quinto párrafo, así como también en la Ley Federal para prevenir y eliminar la discriminación y en nuestro marco jurídico local de Michoacán de Ocampo, que prohíbe toda distinción, exclusión o restricción basada en condición ya sea: sexo, social, edad, entre otras que impidan anuales el reconocimiento o ejercicio de derechos.

Sin duda, cada vez se viene avanzando en la construcción de la transversalidad del derecho a la no discriminación tanto en políticas públicas como en marcos normativos; a nivel federal como también en lo local. El programa Nacional para la Igualdad y no discriminación 2014-2018, está impulsado en cooperación con Conapred, actores sociales, organizaciones civiles y políticos.

Porque la protección del derecho a la no discriminación, fortalece la paz, la integridad de la persona y previene la violencia; concluyo diciendo, que el respeto a las personas sin importar su edad, sexo, creencias religiosas o cultural, así como el lenguaje incluyente y la facilidad de acceso a las personas con alguna discapacidad.

 

Fuente: Contramuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *