Noticias

Noticias

DR. FRANCISCO PORRAS

Director Académico del Centro de Investigación Social Avanzada


Muchas gracias a todos, muchas gracias por la invitación, estimados miembros del presídium y miembros del Consejo Interreligioso del Estado de Querétaro.

De manera muy breve me gustaría expresar aquí ante ustedes por qué a un centro de investigación como es el CISAV le parece que es importante dedicar recursos de investigación, recursos humanos, económicos y en general pues tiempo para dedicarlos a entender los procesos de la libertad de pensamiento, conciencia y religión, especialmente en nuestro país. Especialmente después de las reformas del Artículo 24 y el Artículo 40 Constitucionales, nos parece que vemos el entorno óptimo que ha desarrollado diversas áreas de oportunidad y sin embargo aunque son muy importantes vemos especialmente en el área cultural una serie de dinámicas que ponen énfasis en la importancia de la Libertad de Religión.

La primera razón por la cual pensamos que es importante esta es que, no sin reconocer que hay problemas, la Libertad Religiosa y la Laicidad deberían de ser complementarias. Muchas veces las pensamos como que son mutuamente excluyentes cuando en realidad me parece que el hecho de que el Estado tenga que ser como es, laico, y que la Libertad Religiosa se manifieste en diversas dimensiones de la sociedad civil, muestra que el área propia de la Libertad Religiosa es justamente la sociedad organizada.

Desde éste punto de vista, la Libertad Religiosa es un factor de capital social porque fomenta la organización entre nosotros, pero también la generación de bienes públicos, por ejemplo, la confianza que se da a las redes de ayuda y de otro tipo, la confianza en las instituciones, pero también el estímulo a procesos de auto organización y sobretodo procesos de cooperación entre personas que no necesariamente comparten una misma visión del mundo. Esto es un bien muy importante para nuestra sociedad que en general no está muy dispuesta a colaborar organizándose en la sociedad; según la última encuesta del IMDOSOC alrededor del 6% de los mexicanos solamente estamos dispuestos a organizarnos y participar en ONG’s o en organizaciones de la sociedad civil.

El informe País del IFE 2014 muestra una visión un poco más optimista pero aun así es considerablemente menos desarrollado que la que se muestra en otros países como lo son Estados Unidos, Brasil y Chile. Según éste informe, en México 12.4% de la población en organizaciones o asociaciones de tipo religiosa que se compara con 37.9% de Estados Unidos, 50.5% de Brasil y 23% de Chile. Esto también es importante porque dependiendo de cómo se organice la gente se puede tener mayor o menor disponibilidad para tener una incidencia más efectiva en la solución de los problemas sociales. En México éste mismo informe País reportaba que 54.9% de nosotros estamos dispuestos a ayudar a un desconocido, el 40.54% hemos donado alimento, medicina o ropa y 64% hemos dado al menos algo de dinero para la Cruz Roja y sin embargo esto sigue siendo insuficiente para el tipo de problemas que tenemos que enfrentar todos los días. La Libertad Religiosa realmente es una riqueza de la sociedad civil y produce bienes públicos que son indispensables no solamente para la sustentabilidad de la ciudad sino incluso para la sustentabilidad de la democracia misma.

Muchas gracias.

Comparte con tus amigos

Comprate en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Whatsapp