Noticias

Noticias

DR. ALBERTO MANSUETI

Presidente del Centro de Liberalismo Clásico en Perú


Muchas gracias, muy honrado y muy feliz de estar aquí, muy agradecido también con todos los directivos que hicieron posible éste evento y también mi participación, especialmente al Licenciado Alan Sanchez Gallardo y al Doctor Cristian Badillo porque fueron los que me apoyaron con la logística, pero yo sé que todos han colaborado para que estemos aquí los tres que venimos del exterior.

Entonces yo voy a tratar de ser breve para no abusar del tiempo en la presencia de ustedes solo voy a decir dos cosas nada más.

La primera cosa es que la Libertad Religiosa tiene que entenderse también el concepto de Libertad Religiosa, tiene que entenderse, también paralelamente con el concepto de “Libertades Religiosas” en plural. Porque cuando las libertades se empiezan a recortar, en el caso de las libertades religiosas, como hemos visto muchas veces, se empiezan a hacer discriminaciones por ejemplo; yo soy profesor de historia, conocemos países donde ha habido Libertad Religiosa amplia para los Católicos Romanos pero no para los protestantes y viceversa, u otros países donde ha ocurrido lo contrario, de manera que hay que hablar de libertades religiosas. También hay muchos países, y en esto voy a aprovechar un tema que me abrieron camino ya los que me precedieron, en otros países hay plenas libertades religiosas para las religiones dentro de sus templos, pero eso sí, usted sale del templo y se acabó su Libertad Religiosa.

Así que si usted es Católico Romano que acostumbra hacer procesiones ¡Ah, púes eso no! Porque resulta que eso no va con la Laicidad tal y como lo entienden ellos, eso es ofensivo, puede ser ofensivo para otras religiones de manera que usted, si es Monseñor (refiriéndose a Monseñor Faustino Armendariz) usted tiene todas las Libertades Religiosas que quiera pero dentro de la Iglesia, fuera no ¿ok?. Y así muchos; cuando las Libertades Religiosas se limitan severamente, se coartan, se restringen o se suprime, nunca se suprime la Libertad Religiosa, se van recortando las Libertades Religiosas, en plural. Esto en la Unión Soviética se conocía como la “Táctica del Salami”, el salami se corta por rodajas. Bien, entonces es lo primero que les quiero decir, no quiero abusar mucho de su tiempo.

Lo segundo que tenía que decir, el Doctor Porras que nos precedió, sentó la base de la cuestión: Libertad Religiosa y Laicidad no son antónimos cuando se entienden bien, porque el problema con las palabras es que se entienden mal, a veces uno entiende las palabras como quiere o como le conviene, entonces ahí vienen los problemones.

Entonces, bien entendido el concepto de Libertad Religiosa y bien entendido el concepto de Laicidad, entonces no son opuestos, al contrario, los Liberales Clásicos entendemos por Laicidad un concepto muy preciso: separación de Iglesia y Estado. Y el Doctor Porras creo que fue por ahí, separación de Iglesia y Estado eso era Laicidad, por lo tanto no solo garantía de Libertad Religiosa, es la única garantía de Libertad Religiosa que hay, no hay otra que sea firme, sólida y sostenible, digamos ¿no? Osea, la Religión separada del Estado es lo único que puede garantizar la Libertad Religiosa y esto se entendió muy bien en Estados Unidos a finales del siglo XVIII cuando éste tema causó mucha discusión con las colonias y la independencia y demás.

Entonces, eso es lo primero que quiero decir, lo segundo, sólo dos cosas nada más, es que la Libertad Religiosa y las Libertades Religiosas van de la mano, estrechamente agarradas con otras 3 y esa es la segunda cosa que quiero decir y ya más nada les quiero decir. Y las otras 3 son, y ahí están muy bien apuntados, la Libertad de Pensamiento que se llama a veces Libertad de Conciencia o Libertad de Expresión, tienen que entenderlo bien; la Libertad de Pensamiento y Conciencia es la única libertad, digamos, ontológica porque no se puede suprimir, no se puede restringir porque si viene alguien, un policía o el que sea o un guerrillero y me pone una pistola en la cabeza para que yo cambie de opinión, yo le doy a entender ¿Qué es lo que tú quieres? “… yo quiero que digas que Dios no existe o que digas que existen muchos dioses y no uno sólo” ¡Ah, bueno! Está bien, si quieres lo digo, te lo firmo también. Lo más probable que creo yo haga, no creo tener un comportamiento heroico así que lo más probable es que yo le diga que sí pero dentro de mi mente yo seguiré pensando lo que pienso, a él yo le diré lo que quiere escuchar, por supuesto, para que no me dispare una bala. Entonces, la Libertad de Pensamiento y Conciencia es insuprimible, es irrestringible, porque es la libertad que tiene cada quien dentro de su cerebro para pensar lo que quiere.

Lo que normalmente se entiende por Libertad de Pensamiento cuando le dicen a uno: “Eso es una restricción, es una violación a la Libertad de Pensamiento” eso es Libertad de expresión, eso es otra cosa. La libertad de expresión es la libertad de expresar externamente, verbalmente o por escrito o por televisión o en una entrevista en la prensa, en privado o en público, en el templo o fuera del templo; en la universidad, por ejemplo, en la catedra, eso es Libertad de Expresión. Que por supuesto es la manifestación externa de lo más visible que la Libertad de Pensamiento o la Libertad de Conciencia y que no es confundir una cosa con la otra.

Entonces, esas libertades de expresión, que no les digan a ustedes si es usted Católico Romano, ¡Ah! Perdón, me olvidé de presentarme en esos sentidos, yo pertenezco a la iglesia que llaman anglicana, que es la Iglesia de Inglaterra o Iglesia Episcopal, esa es mi iglesia. Entonces, las libertades, la Libertad Religiosa va estrechamente unida a la Libertad de Expresión ¿Ok? Que no le digan a Monseñor que no puede ir a una procesión porque eso sería ofensivo y sería contrario a laicidad; no, no, no, eso no es así.

La tercera razón es la libertad educativa que comprende la libertad de enseñar y aprender ¿Ok? Estamos siempre hablando en plural, siempre que hablamos de la libertad hablamos en plural, no solo en singular sino en plural también. Las libertades educativas van de la mano con las libertades de conciencia, pensamiento y expresión y van de la mano con la cuarta y la quinta, voy hablando de las 5 libertades que son base y fundamento de las 5 reformas, los que quieran buscar pueden buscar en internet, en redes sociales, el Centro de Liberalismo Clásico de América Latina, yo soy presidente, y bueno ahí hay una directiva y en cada país hay distintos representantes y organizadores de este pensamiento liberal clásico.

Las libertades 4 y la 5 son las libertades económicas y las libertades políticas ¿Ok? Entonces lo que yo les quiero decir nada más son dos cosas: no nos olvidemos de hablar de Libertades Religiosas en plural y no nos olvidemos de hablar de las otras 4; las libertades de expresión, educativas… enseñar a aprender, a ver colegios, diseñar curriculums según la directiva del colegio y no lo que diga el César; la cuarta libertades económicas y la quinta libertades políticas van de la mano, se mantienen y perecen juntas las libertades, se mantienen o perecen juntas si los enemigos de la libertad lo que siempre hacen será la práctica del salami “¡Ah! ¡Tú tienes plena libertad, pero llega hasta aquí!” y van cortando el salami ¿No?, al final te deja sin libertad.

Entonces quiero terminar diciendo algo que nunca hice o que nunca hago correctamente, que es simplemente compartirles cómo es que yo aprendí todo esto. Yo aprendí que las libertades van juntas y que si subestimas permanecer en un país, las libertades tienen que ir todas juntas; y la religión se vuelve importante con mucho. Nosotros cuando decimos que las 5 libertades: Religión, Expresión, Educación, Economía y Política son 5 libertades donde la Libertad Religiosa es la mamá de las otras cuatro y eso es históricamente; se comprueba, la libertad religiosa es la mamá de las otras cuatro a su vez las otras cuatro tienen hijas, pero no es solo la madre de las otras libertades, la Libertad Religiosa es la abuela también y por eso la tenemos un poco olvidada, porque pues ya está viejita la pobre ¿no? Eso pasa con la Libertad Religiosa, es la abuela, es la mamá y la abuela.

Entonces, bueno, para terminar, quiero contar cómo y dónde aprendí esto porque me tocó aprenderlo es por la mala, usted sabe que hay tres categorías de siempre, los que pueden aprender por la buena, esos son los más bendecidos, los más afortunados que pueden aprender estudiando, siguen los libros, el estudio y la investigación; los que nos toca aprender por la mala y los que no aprenden nunca. A mí me tocó aprender esto por las malas, que las libertades siempre van juntas, se mantienen o perecen juntas; me tocó y esto lo voy a contar a título de testimonio, pero quiero que, si entiendan, por eso sí lo voy a contar porque cuando a mí me presenta dice “él viene de aquí” pero cuando me escuchan “pero vos hablas como argentino”; yo nací en Argentina, me crie en Argentina ¿ok? Y por ahí se me sale un “vale” … “pero eso es de Venezuela” yo viví la mayor parte de mi vida adulta en Venezuela ¿ok? Y me tocó aprender dos veces éstas lecciones; la primera fue cuando era joven, tenía menos de 30 años, ya estaba graduado en Argentina de Abogado de Ciencia Política, año 74, me agarró el resultado de lo que era la supresión de la libertad; intolerancia, prejuicio, falta de diálogo, violencia terrible de lado y lado, no crean que fueron solo los militares, no, no, los guerrilleros también suprimían libertades, de hecho había prejuicios religiosos de ambos bandos en Argentina en 1974, compartían firmemente ambos bandos, cómo por ejemplo el antisemitismo, resulta que en ambos bandos había un antisemitismo muy arraigado.

Entonces a mí me tocó empezar a aprender o aprender por primera vez que las libertades económicas, que las libertades políticas van de la mano con la Libertad Religiosa.

Recién veníamos subiendo con Adolfo y entonces había, abajo, había mucha gente y decía “¡Ahí debe ser!”, no, no, es en el tercer piso, arriba hay menos gente. La Libertad Religiosa no es un tema que atraiga a las grandes multitudes, pero, vamos a decir por qué pues la razón es muy simple: las grandes multitudes, la mayoría de la gente si bien es cierto que es creyente, pero cada quien es creyente a su manera y cuando oyen; esto es muy importante para que lo entendamos sobre Libertad Religiosa, cuando oyen el concepto de Libertad Religiosa lo primero que dicen es “¡Ah no, eso no es conmigo!” ¿Por qué? “¡Ah no pues porque yo no soy religioso!” osea, la Libertad Religiosa es para los Curas, los Pastores, los fanáticos esos que van a la Iglesia los domingos; para ellos es la Libertad Religiosa, para mí no, a mí la Libertad Religiosa no me va.

Señores, sepan y entiendan, a esas personas hay que explicarles, hay que decirles “¿Ah sí? Y ¿las libertades políticas te interesan? ¿democracia y todo eso?” “¡Ah, claro!”, bueno, tienes que aprender la lección fundamental de Alberto Mansueti, modestia aparte, perdón, por ponerle un nombre; la lección fundamental es que las libertades van juntas. En 1974 yo tuve que salir de Argentina porque la violencia era insoportable y me fui a Venezuela; pasé algún tiempo porque Venezuela era un país precioso en esa época, pero 30 años después, en 2004 yo empecé a ver los nubarrones de la lluvia del temporal que a mí me había afectado 30 años antes, en 2004 yo dije en Venezuela ¡Ay, ésta película ya la vi! Y termina mal, muy mal, así que me voy a ir… y me fui, por segunda vez me tocó aprender por las malas la misma lección: que las libertades van juntas; si se recorta una, se recortan las demás, no se mantienen y eso vale para las 5: Mamá y las 4 hijas.

En Venezuela, todo esto que pasó ahora yo me libré porque dije “No, la segunda vez no” una vez está bien, pero la segunda no y me tuve que ir, por eso es que después viví en Guatemala y en Perú como él (Dirigiéndose al Licenciado Cristian Badillo) reseñó en mi historia de vida.

Por ejemplo, en Venezuela todo esto que pasó ahora fue porque con las libertades pasa lo mismo: cuando usted hable de Libertad Religiosa mucha gente le va a decir “A mí no me interesa la Libertad Religiosa, disculpe, con todo respeto no es lo mío porque yo no soy religioso” pues en Venezuela es igual; nosotros los Liberales hablamos de Libertades Económicas que estaban suspendidas, osea, durante 40 años del régimen anterior a Chávez, ok, y nos decían lo mismo “¡Ay! ¿Libertad económica? No, a mí no me interesa la libertad económica, yo no soy empresario”. Así que la libertad económica interesa a los empresarios, a los ricos, a mí no. Bueno, miren, lo que pasa ahora. Todo el mundo tuvo que aprender que, sin libertades económicas, tu no comes; tan simple como eso, te vas a quedar sin comida porque tú no eres empresario, capitalista, inversionista; pero si tu no apoyas las libertades económicas, los inversionistas, los empresarios, los capitalistas van a ser perseguidos, van a suprimir sus libertades económicas y vos te vas a quedar sin la carne, sin el chorizo y la leche.

Es muy simple, las libertades económicas se mantienen juntas o perecen juntas, todas. Y yo quisiera, con esto ya termino, que reflexionen, que reflexionemos un poco sobre éste tema que las 5 libertades son indivisibles, inseparables o acaso, si en un país se suprimen las Libertades Políticas ¿Vos crees que la Libertad Religiosa te va a durar mucho tiempo? ¿O las Libertades Económicas? ¿O las de enseñar y aprender?

¿Vos crees que, si las libertades políticas se suprimen en algún país, vas a poder enviar a tu hijo a un colegio cristiano? ¿católico o evangélico? No, no, no, las libertades caminan juntas, siempre todas. Entonces eso de que “La libertad no es conmigo”. No, porque están íntimamente ligadas, hay que entender bien éstos conceptos especialmente, por ejemplo, libertad de expresión, osea, hoy en día expresar la exclusión o la posición digamos de que el aborto es un crimen, puede ser un crimen. Es decir, decir que el aborto es un crimen, puede ser un crimen. Si vos decís eso en una catedra universitaria o en púlpito de una Iglesia te pueden llevar preso porque estas irrespetando la laicidad tal y como lo entienden ellos. Y si vos dices, incluso como padre de familia tu puedes decir “yo a mis hijos los mando al colegio tal...” ¿Si? Mira, tengo una mala noticia, por más que tú vayas al colegio tal, tú tienes hijos varones; si tú le compras una pistola de juguete a tu hijo varón, le regalas para su cumpleaños y tal, tu puedes ir preso porque ellos van a decir que tú lo haces muy mal; por eso “proteger a la familia”, cada que oigo ese término “proteger a la familia” digo: osea, ¿Cómo lo entienden ellos? Ellos lo entienden que tú no puedes, no tienes el derecho humano de regalarle una pistola de juguete a tu hijo, le tienes que regalar una muñeca.“ No, pero es que mi hijo es varón” no, tiene que jugar con muñecas porque esa es la política correcta, esa es la política de ellos, esa es la que nos pretenden imponer, esa es la que suprime toda clase de libertades, la “política correcta”, ni crean que solo las libertades religiosas ¿ok?

Entonces, si como cristiano o como ateo conservador se relacionan mucho, mucho intercambio con ateos conservadores en Estados Unidos. Como ateo conservador se te ocurre decir por ahí que tú crees que el matrimonio debe ser un hombre y una mujer, pues puedes ir preso por homofóbico, es un delito que han inventado ellos, ¿Quiénes son ellos? Pues la “política correcta”.

Entonces yo quiero terminar identificando claramente con esas dos palabras, “política correcta”, quienes amenazan las Libertades Religiosas y todas las demás hoy en día ¿ok? Porque en mi modesta y humilde opinión, me corrigen si estoy equivocado; no tiene mucho sentido la defensa de la libertad religiosa si nosotros no sabemos quién la está atacando o quien la está amenazando ¿ok?

Hoy en día la Libertad de Religión está bajo ataque, junto con todas las demás, como siempre sucede, por parte de la “política correcta”.

Y con eso termino, muchas gracias, muy amables.

Comparte con tus amigos

Comprate en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Whatsapp